Sueños (144): Con Juan, el portero del inmueble

calle Ferrocarril
Estoy con Juan, el portero del inmueble, en la calle, a la entrada del portal, a última hora de la tarde. Antes de subirnos hay que acompañar unos metros más allá a un vecino, un anciano desvalido. Aunque estoy algo ansioso decido ayudar. Mi cometido será empujar una silla de ruedas aparatosa y ancha, cuadradota, poco moderna, que curiosamente irá vacía. Nos desplazaremos Juan, la persona mayor, otro par de familiares y mi menda llevando la silla hasta la puerta de un garage, digamos que unos treinta o cuarenta metros más allá (en dirección al bar Horóscopo). Resulta que Juan se encuentra enfermo y por unos momentos se mete entre unas mantas toscas que a modo de camastro hay en el suelo de la entrada del garage. Sólo se le ve la cabecita saliendo de entre las bastas mantas. Así, vestido y todo, tapado hasta el cuello y sin moverse apenas, es como tiene que hacer sus necesidades. Mientras evacúa una leve sonrisa resignada asoma en su rostro.

Y ya volvemos. Ahora Juan tiene un problema en la pierna y cojea. Hay otra interrupción porque Juan (renqueando y con esfuerzo) se asoma a una tienda que hay un poco más allá para recordarle al dependiente que este sábado -dentro de cuatro o cinco días- va a estar actuando en una obra de teatro. Llegamos al portal que está cerrado, con unas puertas de una madera similar a la de un taurino burladero. Como el portal está algo irreconocible (como asimismo nuestra calle Ferrocarril), yo me he desviado unos pasos. Es Juan quien corrige mi posición, ya que hasta con los ojos vendados sabe perfectamente donde está situado su portal.
....

Estás viendo el blog personal del escritor y diseñador José Martín Molina (Pepeworks). Puedes saber más sobre sus creaciones en sus sitios web:
► web de escritor: www.josemartinmolina.com
► web de diseño: www.pepeworks.com. Se agradece la visita!
0 Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...